Quizás podemos cambiar

Spread the love

Patricia Brito (miembro de EDUSALUDCANARIAS)

Ufff, las 7,30h ya. Se me esta haciendo tarde y hoy no llego. Cristóbal me esta esperando, hoy toca Simtron, lleva días fuera de rango y mis visitas a su casa son continuas. Me comenta que ya no se encuentra tan bien como antes y que sus 82 años ya le pasan factura. Dice que le doy pena, que no me quiere molestar, que le estoy dando mucha lata últimamente,teniendo que ir cada 72h a realizarle la prueba.

Eso me hace sonreír, quiere venir al centro ha hacerse la prueba, pero con operación reciente de cadera, una úlcera por presión en talón post intervención y 3 pisos sin ascensor, no quiere que vaya a su casa sino acudir el porque me esta dando mucha lata.Resultado de imagen de anciano subiendo escaleras piso

Cómo me siento con él y le explico, que el no me esta dando ninguna lata, sino que al contrario, constituye una parte fundamental de mi vida laboral, la atención domiciliaria.

De esta forma sé como y donde vive, cómo es su casa y sus cosas, conozco mejor a Mercedes, su mujer, que últimamente tampoco anda muy bien, y que le acompaña día y noche. Cada vez la veo más cansada y preocupada, ha perdido mucho peso tras ponerle el marcapasos, y esa bronquitis, parece que perpetua no la abandona. También ella me preocupa, siempre me contesta, “estoy bien”……pero cada vez me la creo menos. Esta semana tienen al nietillo de 5 años en casa…No se como se van ha hacer.

Conozco a sus hijos y me siento en su salón plagado de fotos y recuerdos. Años y vivencias pasadas, que quizás ahora les sobrecarga: mucho para limpiar, y demasiadas cosas que dificultan el andar.

Pero como se lo digo: quita esa estantería llenaResultado de imagen de anciano solo en casa de dedales que te puedes caer. No pongas alfombras. Cambia tu baño. Quita tanto trasto…..

¿Como se lo digo? Porque por mucho que sea necesario, allí, en su casa hay 2 vidas de recuerdos, y la de sus hijos, y ahora la de sus nietos. Me divido entre  un deberían  de cambiar de vida y adaptarse a su nueva realidad , y un quien soy yo para dar recomendaciones cuando se como persona y ser humano lo difícil que es cambiar, y como experimentamos el apego.

Quizás esa sea mi nueva meta, con los años, me vuelvo menos categórica, intento conocer más al otro y ponerme en su lugar, quizás así los ayude mas; de tal forma que al conocerlos, sepa que y como ayudarlos.

Porque es ahí, en su casa en su hogar, día a día, donde nos necesitan. No en un rato en consulta, donde todo esta encubierto bajo el pesado manto de la ciencia,  de la medicina de la bata blanca….

Es en en tu domicilio donde debo de apoyarte, y quizás con Cristóbal valorar, que algunas modificaciones, pueden mejorar su vida. Pero me convenzo cada vez más que debemos hacerlo del tu a tu, no desde la autoridad.

Resultado de imagen de anciano esperando

 

Tengo que darme prisa, hoy se me pegaron las sabanas , y Cristóbal me esta esperando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *