ALUMNOS, AULAS Y ALERGIAS: CON POCO HACEMOS MUCHO.

Spread the love

 

ALUMNOS, AULAS Y ALERGIAS: CON POCO HACEMOS MUCHO.

Silvia Morales 

Con el comienzo del curso escolar y todas las faenas que esto conlleva (reestructuración de los horarios familiares, actividades extraescolares, reuniones, comprar uniformes…), aparece en los últimos años una tarea nueva que ocupa gran parte de nuestro tiempo, y en ocasiones, para muchos, puede llegar a convertirse en una pesadilla. Hablo de las redes sociales.

A través de ellas, podemos ver tutoriales sobre cómo preparar un postre saludable, mantener el contacto con madres y padres del curso de los niños o hasta remedios naturales para prevenir el contagio por pediculosis en las escuelas (los temidos piojos).

Las redes sociales no están libres de críticas, y mucho menos de opiniones de todo tipo, ya que vivimos en una época en la que se mide con lupa todo lo que se dice o hace y nadie está a salvo de ser juzgado. Tenemos a nuestro alcance información (no siempre correcta) y recursos que permiten empoderarnos, y con ello poder ser capaces de tomar decisiones con conciencia sobre nuestros actos del día a día.

Si hacemos buen uso de las redes sociales, podemos conocer de primera mano y con criterio científico múltiples aspectos que nos pueden ayudar a llevar una vida más sana: Podemos conocer nuevas tendencias alimentarias, inconvenientes del abuso de alimentos procesados en la infancia…

No obstante, lo que aún muchas personas no han sido capaces de encontrar en las redes sociales es la solidaridad y empatía que muchas madres y muchos padres buscan con sus hijos en las escuelas. Me gustaría hacer hincapié en este artículo sobre un problema social casi mayor que la obesidad infantil. Hago referencia a las alergias alimentarias en los menores, que cada vez son más complicadas y con un mínimo esfuerzo por parte de todos se puede evitar la aparición de reacciones anafilácticas en las escuelas.

La Academia Europea de Alergología e Inmunología Clínica (EAACI), en su Declaración pública Europea sobre la alergia a los alimentos y la anafilaxia del año 2013 estima que en Europa, cerca de 17 millones de personas padecen alergias alimentarias, y aproximadamente 1 millón de ellas son menores. Conocer el número exacto de personas alérgicas a alimentos es difícil, ya que es una cifra que va en aumento en la población más joven.

Los padres de menores con alergias alimentarias se preocupan en enseñarles y explicarles la importancia que tiene evitar comer lo que no se debe. Pero no solo depende de la capacidad del menor de distinguir el alimento que le produce una reacción alérgica, ya que muchas veces no solo es por ingestión, sino puede ser por inhalación o por contacto, también depende de la concienciación que tiene el colegio de ello:

  • Nos quejamos del trabajo que se realiza en los comedores escolares, organizando menús semanales (saludables, no saludables, repetitivos, restrictivos…) pero nos olvidamos de valorar el esfuerzo que realizan por incluir (que no integrar) a todos y cada uno de los alumnos del centro, con sus correspondientes necesidades y con el fin de evitar una complicación mayor.
  • Es conocido por todos que en los colegios se celebran múltiples fiestas grupales donde los alimentos juegan un papel fundamental, como los días conmemorativos, cumpleaños, salidas extraescolares, y fin de curso, entre otros. Es en estos momentos donde se produce una mayor posibilidad de producir una reacción anafiláctica en los menores, por algo tan sencillo como introducir en el colegio, aula o comedor, un alérgeno que la desencadene.

Con este artículo no estoy pidiendo que debamos aprendernos todos los alérgenos que pueden producir una reacción alérgica, simplemente que seamos más empáticos y si se nos informa de la alergia de algún menor a cierto alimento, seamos prudentes y evitemos la presencia en el centro del mismo. Como reza el título del artículo, “con poco, hacemos mucho”.

 

 

MÁS INFORMACIÓN EN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *