Alimentación Complementaria

Spread the love

Cristina Deudero

¿Cómo que no le de cereales al niño?

Mis reflexiones sobre alimentación complementaria.

En los últimos años han cambiado muchas cosas en las consultas de pediatría. Ya no duermen boca abajo, ahora boca arriba; ya no ponemos alcohol en el cordón umbilical, ahora solo agua y jabón; ya no vacunamos a los 6 meses, ahora tenemos pautas nuevas de vacunación…

Y las madres desconfían y me preguntan, ¿es que nos toman el pelo?

Pero no, estos cambios son positivos, son el fruto de la investigación de numerosos profesionales que continuamente se cuestionan lo que hacemos en nuestras consultas para reafirmarlo o modificarlo cuando es necesario.

Ahora le ha llegado el turno a la alimentación complementaria. Antes las recomendaciones eran estrictas, aunque no hubiese un consenso: primero, a los 4 meses, el cereal sin gluten, después zumo de naranja, a los 3 días añades media pera y otros 3 días después medio plátano… eso si, todo bien triturado… y cuidado con las alergias!

Aún recuerdo la angustia al salir de la consulta del pediatra con mi primera hija … y si me equivoco con algo, ¿explotará la niña?

Afortunadamente todo eso ha ido cambiando poco a poco. Las alergias, las intolerancias alimenticias y las crecientes tasas de obesidad infantil han hecho que nos replanteemos qué y cómo están comiendo nuestros niños.

Ahora las recomendaciones son más flexibles y respetuosas, con las necesidades de cada niño y con las costumbres familiares (siempre y cuando estas sean saludables).

Resumiendo:

1º La lactancia exclusiva es la mejor opción hasta los 6 meses y la principal fuente de alimentación hasta el año. Preferiblemente a partir de los 6 meses y nunca antes de los 4 es necesario incorporar otros nutrientes para completar la dieta.

2º Los padres debemos respetar las señales de hambre y saciedad en el niño y evitar usar los alimentos como premio o castigo. Con la alimentación complementaria se establecen las bases de unos hábitos alimenticios saludables.

El orden de introducción de los alimentos es libre, dando prioridad a los alimentos ricos en hierro (carnes) y grasas saludables (pescado). Retrasar más allá de los 6 meses la introducción de los alimentos no protege al niño de una posible alergia o intolerancia (celiaquía), aún así se recomienda esperar 3 o 4 días entre cada alimento nuevo y el siguiente.

4º Nos olvidamos del robot de cocina: pasaremos de ofrecer los alimentos líquidos a grumosos, y cuando el niño esté preparado, en trozos.

El BLW (Baby Led Weaning) o alimentación autoregulada por el lactante es una buena opción para ofrecer los alimentos que tiene muchas ventajas pero no está exenta de riesgos. Es necesario que los padres tengan unos conocimientos básicos de nutrición y que se realice un seguimiento por parte de su enfermera y/o pediatra.

5º Más #realfooding y menos #ultraprocesados: lo mejor es elegir alimentos variados, de producción local y de temporada. Cocinarlos de forma sencilla (vapor, horno, plancha …) sin añadir sal, azúcar, miel ni edulcorantes, y eso si, con aceite de oliva virgen extra.

6º Llevar la gafas al súper: cuando compremos alimentos envasados, tendremos que dedicar algo de tiempo a revisar y comparar la letra pequeña de las etiquetas: los ingredientes y la información nutricional, ya que los alimentos “adaptados” para bebés no suelen ser la mejor opción. El otro día vi un anuncio de “mis primeros lacasitos” sin gluten ni aceite de palma, ¡IDEALES! Modo ironía OFF.

Entonces, me pregunto, ¿le puedo dar cereales?

 

Lo que nos interesa de los cereales son los hidratos de carbono, que están presentes en el pan, la pasta , el arroz, el trigo, la avena… y el GOFIO. Sin duda contienen menos azúcares libres y añadidos que los cereales adaptados para bebés, así que NO, no le de cereales infantiles al niño.

más Info

Bibliografía Alimentación complementaria:
http://www.apcontinuada.com/es/nuevas-tendencias-introduccion-alimentacion-complementaria/articulo/80000595/

ESPGHAN Committee on Nutrition. Agostoni C, Decsi T, Fewtrell M, Goulet O, Kolacek S, Koletzko B, et al. Complementary feeding:a commentary by the ESPGHAN Committee on nutrition. J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2008;46:99-110.

http://salutweb.gencat.cat/web/.content/home/ambits_tematics/per_perfils/centres_educatius/menus_escolars/programa_revisio_programacions_menus_escolars_catalunya_preme/documents/arxius/alimentacion_0_3_es.pdf

La web de FECLAP:

http://www.feclap.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *